El Trabajo de Tesis

orientaciones técnicas, especialmente para niveles de licenciatura y master en ciencias de la administración y sociales

Wymarczyk, Hilario

 

SUMARIO

Introducción

Recomendaciones generales

Estrategias de investigación

Estructura y forma del texto

Consejos de estilo

El manejo de la bibliografía

El proyecto de tesis

Los criterios de evaluación

Pasos de una investigación de campo

Bibliografía

 

INTRODUCCIÓN

Un trabajo de tesis exitoso se asienta sobre tres pilares: la utilidad teórica o práctica, la originalidad, y el estilo claro.

Muchos estudiantes usan indistintamente las palabras proyecto y tesis. En este documento emplearemos el término proyecto para referirnos a un documento breve donde el tesista explica sus objetivos, los métodos que va a aplicar y la agenda. El estudiante hace un proyecto y después hace la tesis.

¿Qué es la tesis? La tesis es un producto de investigación guiado por el interés en responder a alguna incógnita intelectual. La tesis puede partir de una incógnita cuya respuesta tendrá finalidades eminentemente prácticas, en el terreno administrativo, social o tecnológico, en cuyo caso el conocimiento que se obtiene es del tipo que se suele llamar aplicado. Pero en todos los casos la tesis trata de responder una incógnita intelectual.

¿Qué no es la tesis? No se debe confundir la tesis con un plan o propuesta de implementación o acción, en la forma de desarrollo de un dispositivo organizacional, una política, un producto, un sistema, un manual de normas, una propuesta de intervención sistemática en una organización para lograr determinados cambios, y otros casos análogos, en los cuales la finalidad del producto intelectual es su aplicación (imaginaria o real) en una empresa u otros escenarios y ámbitos. Un trabajo de esta clase puede ser muy bueno y brindar señales de madurez profesional pero no es una tesis.

La tesis trata de responder a preguntas sobre cómo ocurre determinado fenómeno, por qué ocurre determinado fenómeno, de qué modo se comportan ciertas variables o factores en un fenómeno, cómo se relacionan determinadas variables con otras, hasta qué punto una teoría sirve para explicar ciertos fenómenos o en qué medida una teoría aplicada en un lugar y momento funciona en otro lugar y momento.

Una tesis puede tratar medir la influencia que tiene la socialización primaria en el aprovechamiento de los cursos de capacitación mientras que una propuesta de acción puede exponer mecanismos de capacitación o formación para compensar déficits de socialización primaria en personas que deberán acceder a empleos.

RECOMENDACIONES GENERALES

Las tesis deben mostrar un nivel de madurez e integración profesional adecuados como para recibir el título universitario correspondiente.

Se espera que las tesis aporten, preferentemente, información empírica nueva, obtenida mediante:

  • Trabajo de campo.
  • Análisis de fuentes secundarias, series, datos y estudios ajenos.
  • Análisis de informaciones internas de las organizaciones.

Los estudiantes pueden optar por algunos de estos caminos o combinar los tres en secuencia. No obstante, las tesis también pueden ser trabajos de integración o ensamble de lecturas teóricas (nos vamos a referir a eso más adelante).

Para economizar esfuerzos, los estudiantes deben proponerse objetivos que estén dentro de su radio de alcance y control personal. Eso significa, objetivos situados en la zona donde viven, en el lugar donde trabajan, en su campo de mayor experiencia, o en el terreno en el que les gustaría continuar trabajando en el futuro. Es importante tener en cuenta lo dicho, especialmente para los estudiantes que trabajan en horarios de tiempo completo y deben dedicarse a la tesis de noche y en días feriados, lo cual les dificulta acceder al trabajo de campo o las oficinas donde hay datos secundarios. Estos alumnos deberían procurar en la medida de lo posible que les permitan investigar en sus lugares de trabajo y sobre aspectos de sus lugares de trabajo. Algunas veces es difícil conseguirlo porque será necesario conocer y exponer informaciones internas pero también porque los jefes, gerentes o dueños albergan temores a las críticas. Sin embargo estos aspectos pueden ser conversados en forma franca y honesta y es posible que los estudiantes consigan autorizaciones para hacer las tesis usando sus propios lugares de trabajo como objeto de investigación. Sus aportes mediante el método científico pueden ser útiles para que las organizaciones elaboren planes de intervención.

También es importante elegir temas relativamente simples y acotados en vez de temas demasiado generales.

Durante la producción de la tesis, la relación del alumno con el orientador adquiere gran influencia y no puede ser reducida a un hecho burocrático. Esta relación depende de que el orientador conozca el tema de la tesis, que el orientador y el alumno establezcan buena sintonía, que el orientador esté decidido a dedicarle periódicamente su tiempo al estudiante y que realmente lea y critique su material, y de que el estudiante haga lo que el orientador le sugiere. Es importante que el orientador no subestime el nivel que el trabajo debe alcanzar pero también que no exija objetivos ubicados demasiado por encima del nivel propio del título que se pretende obtener.

Las tesis sobre temas eminentemente prácticos pueden aportar herramientas nuevas. Para dar un ejemplo, una tesis sobre el funcionamiento de las pymes, centrada en conocer el empleo de tecnologías contables en la toma de decisiones y la sensibilidad al cambio ambiental inducido por la globalización, se basó en el desarrollo de índices que servían para medir esos aspectos. Tales índices pasan a ser aporte tecnológicos valiosos. Además, las tesis sobre temas eminentemente prácticos pueden agregar al final, recomendaciones.

ESTRATEGIAS DE INVESTIGACION

Formato lógico de las investigaciones empíricas

a) Nivel descriptivo. La investigación descriptiva procura brindar una buena percepción del funcionamiento de un fenómeno y de las maneras en que se comportan las variables, factores o elementos que lo componen. Las investigaciones electorales y de marketing, que describen la orientación del voto o las intenciones de compra del público en términos de algunas variables sociológicas tales como edad, sexo, instrucción o nivel socioeconómico, o un estudio sobre cuáles son las dificultades principales de las pymes de un partido del conurbano bonaerense para obtener créditos, pueden ser ejemplos de estudios de nivel descriptivo. Un estudio para identificar los principales problemas de comunicación en una organización, también es descriptivo.

Los estudios descriptivos llegan finalmente a conclusiones generales construidas por medio de abstracciones, que dan cuenta de los hechos observados y se llaman generalizaciones empíricas(1). Las generalizaciones empíricas pueden ser tomadas como presunciones teóricas o hipótesis de trabajo por quienes encaran otras investigaciones más tarde y usan estas hipótesis para explicar hechos o quieren saber si las hipótesis funcionan.

Por otra parte los estudios descriptivos pueden llegar a colocar de manifiesto nuevos problemas y preguntas de investigación, dos aportes muy valiosos en la construcción social del saber a través del método científico.

Generalmente los trabajos que se plantean objetivos de nivel descriptivo no parten de hipótesis explícitas pero sí de preguntas de investigación que actúan como herramientas orientadoras de todo el proceso investigativo y de redacción del informe. Al decir hipótesis explícitas queremos señalar por defecto que no obstante siempre existen (subyacen) supuestos que actúan como hipótesis latentes o implícitas en cualquier tipo de propuesta de investigación. Podemos ejemplificar esto del siguiente modo. Si nos proponemos hacer un estudio descriptivo partiendo de la pregunta de investigación, "¿cómo se distribuye en esta ciudad el gasto en vestimenta por parte de los adolescentes según sexo y nivel de ingresos familiares?", damos por supuesto que la conducta de compra es una variable dependiente que recibe influencias de la edad, el sexo y el nivel de ingresos de los familiares, y eso constituye una hipótesis latente.

En algunos casos la investigación descriptiva enfoca relaciones muy precisas entre las variables y aplica para este fin recursos cuantitativos tratando de establecer en términos aritméticos cuánto se modifica una variable cuando se modifica otra variable.

b) Nivel explicativo. Las tesis explicativas establecen hipótesis (es decir, supuestos o presunciones teóricas que se pueden verificar empíricamente, en forma directa o indirecta) que constituyen el núcleo de su encuadre teórico, a priori de las mediciones. Por consiguiente estas tesis tratan de dar cuenta del funcionamiento de fenómenos en términos de relaciones de influencia recíproca entre variables, factores o elementos. Las hipótesis pueden ser a su vez deducidas de otras (hipótesis iniciales) más amplias, que el estudiante puede encontrar en los libros o inventar con su propia imaginación científica.

Las tesis explicativas pueden perseguir varios fines:

  • Explicar el funcionamiento de los fenómenos usando una modelización conceptual o teoría.
  • Verificar si una teoría funciona al ponerla en contraste con los hechos empíricos.
  • Verificar si una teoría que está probado que resultó eficaz como instrumento explicativo en determinado contexto o ambiente A, también es eficaz en otro contexto o ambiente B.

En todos estos casos hay una relación de ida y vuelta (relación dialéctica), entre la teoría y los datos, el nivel supraempírico de los conceptos y el nivel empírico de los hechos de los cuales tenemos datos.

Cuando el investigador parte de una teoría, desea ponerla a prueba, deduce hipótesis empíricas o supuestos que se pueden medir, busca informaciones fácticas y contrasta los datos con las hipótesis, aplica una secuencia de trabajo que constituye el método (camino) hipotético-deductivo.

Tesis basadas en la integración o ensamble de lecturas

Una tesis también puede basarse en el estudio comparado de libros y artículos de carácter académico sobre un tema en particular. Estos estudios pueden:

  • Comparar de qué manera tratan un mismo tema diferentes autores o corrientes intelectuales, cómo arman los problemas, qué factores o variables toman en cuenta, qué respuestas ofrecen.
  • Exponer en qué estado se encuentra el desarrollo del estudio de un asunto.
  • Criticar las maneras en que ciertos autores o escuelas tratan un tema.

Pero igualmente el estudiante puede seguir una estrategia descriptiva (describir cómo funciona un fenómeno según lo que dicen diferentes libros y artículos) o una estrategia explicativa (plantear una hipótesis y tratar de demostrar que la misma se sostiene sobre la base del material bibliográfico).

En todos esos casos es necesario contar con capacidad para analizar, criticar, reunir los elementos sustanciales en procesos de síntesis. Además, el autor debe perfeccionarse en cierto oficio o arte inherente al manejo de bibliografías.

Fuentes de datos y conceptos

Pensando en términos del origen de los datos y conceptos con que trabajan, las tesis pueden establecerse sobre:

  1. Datos empíricos.
  2. Conceptos teóricos.
  3. Combinaciones secuenciales.

 

  1. Datos empíricos:

    (a.1.) Obtenidos por el investigador a través del trabajo de campo usando como fuentes primarias una población, una muestra, o casos. Por ejemplo, entrevistas a gerentes de recursos humanos o consultoras especializadas en problemas de recursos humanos. Los datos pueden ser obtenidos mediante diálogo individual o grupal, observación o cuestionarios.

    (a.2.) Tomados de informes de investigadores y organismos públicos o privados como fuentes secundarias. Por ejemplo, datos del INDEC, FIEL, el Banco Mundial o una ONG.

    (a.3) Expuestos en la documentación de las organizaciones que están siendo estudiadas. Estos datos podrían incluirse dentro de las fuentes secundarias pero Aaker y Day (1989)(2)los llaman datos de fuentes internas.

  2. Conceptos teóricos y enfoques provenientes de libros y revistas académicas (3). Los tesistas pueden agregarles creaciones conceptuales propias.

  3. Una combinación secuencial. Por ejemplo, en una etapa preliminar y exploratoria la investigación se sustenta sobre lecturas teóricas, fuentes secundarias y algunas entrevistas poco estructuradas. Una vez que la etapa queda completada, la investigación pasa a sustentarse sobre datos primarios y técnicas (entrevistas, grupos, observación, cuestionarios, análisis de contenido) más estructuradas.

Para los fines prácticos conviene recordar que la elección de problemas y fuentes de datos se juzga tomando en consideración si realmente resultarán manejables en tiempo y forma por un estudiante. El nivel de conocimientos, los recursos económicos, la disponibilidad de tiempo, la amplitud y complejidad del tema, son los factores cruciales para decidir en esta materia. Siempre es posible hacer trabajo de campo con muestras pequeñas que no permiten proyecciones estadísticas al universo con un nivel de precisión y confianza ideal, pero nos habilitan para comprender las tendencias, desarrollar teorías y escribir un trabajo que muestra madurez y pericia en grado suficiente como para merecer el título de licenciado o máster. Pero la palabra final sobre los límites la tiene la institución en la que el tesista va a presentar su trabajo.

Sincrónico versus diacrónico

Es importante pensar si el estudio va a referirse a un tema en un solo momento (por ejemplo, las políticas de capacitación de dos organizaciones en este momento – enfoque sincrónico), o si vamos a adoptar una estrategia longitudinal, estudiando un fenómeno a lo largo de momentos sucesivos del tiempo (por ejemplo, los cambios en las políticas de capacitación ocurridos entre la década anterior a la convertibilidad y posterior a la convertibilidad – enfoque diacrónico). Los estudios de un mismo conjunto de elementos a lo largo del tiempo (consumo de alcohol en un grupo de personas a los 18, 20 y 22 años) se llaman estudios de panel. Los estudios de diferentes conjuntos de elementos pertenecientes a un mismo segmento social a lo largo del tiempo (consumo de alcohol entre los jóvenes de 18 años, en 1999, 2000 y 2001) se llaman estudios de tendencias.

El problema de la muestra

Por motivos de recursos de tiempo y dinero, es difícil para personas que encaran tesis de maestría, llegar a hacer muestras estrictamente probabilísticas con un grado de significación importante. No obstante ese debe ser el objetivo en la medida de lo posible, y si el tema del que se trata aconseja usar muestras de esa naturaleza.

Teniendo ese hecho en consideración, lo más importante con relación a la muestra es que el estudiante muestre madurez e imaginación en los criterios de selección de las unidades de análisis. Eso implica:

  1. Que los elementos sean representativos desde un punto de vista teórico, es decir, que guarden relación con los factores teóricos de la tesis, que representen los componentes empíricos que son relevantes para la teoría que aplica.

  2. Que sean básicamente representativos desde el punto de vista del universo al que se refieren, es decir, que reproduzcan (en otra escala) las formas del universo que son relevantes para el estudio.

  3. Que en el caso de existir listas de datos del universo que pueden actuar como marcos muestrales, sean empleadas para buscar en forma probabilística los elementos necesarios.

  4. Que en todas las circunstancias se trate de azarizar la información buscando maneras de que las elecciones de elementos sean lo más aleatorias posibles e independientes de la subjetividad, teniendo como horizonte de referencia las formas del universo y los elementos de la teoría.

Las muestras que no tienen suficiente significación estadística pueden ser útiles para comprender las relaciones entre los factores que intervienen en un fenómeno y para dejar planteadas ideas, hipótesis o preguntas que a su vez otras personas pueden tomar posteriormente en cuenta para trabajarlas mediante pruebas estadísticamente controladas.

ESTRUCTURA Y FORMA DEL TEXTO

Extensión y formato

La extensión de la tesis puede situarse entre 80 y 200 páginas (sin contar la bibliografía y los apéndices). Recomendamos escribir en:

  • Hojas A4, usando un solo lado del papel.
  • Letras de fuente 14 con molde Times New Roman o de fuente 12 con molde Arial o Tahoma.
  • Usar dobles espacios.

La idea general que gobierna esta parte del texto, es que debemos facilitar la lectura y la comprensión. Por ese motivo se recomienda también el uso de títulos y subtítulos, tratando sin embargo de no pasar de tres niveles de títulos.

De todas maneras, la palabra final en estos aspectos la tiene la institución donde se va a presentar el trabajo.

Estructuración del texto

Antes de comenzar a escribir, el estudiante tiene que armar un índice del texto, un índice tentativo que podrá reajustar más tarde, pero que le sirve como una guía. Luego de armar el índice, organiza la bibliografía que piensa usar para cada punto del índice. Luego, toma el primer punto, junta en una carpeta, caja de archivo o espacio de un mueble, toda la información correspondiente, escribe el punto, y lo deja. Entonces pasa al punto siguiente. Y así continúa hasta terminar de escribir todo el texto. Debe escribir por lo menos dos versiones, una en borrador y otra definitiva. Esto en el caso más "económico". Para obtener un buen producto es necesario retocar varias veces el borrador. El tesista no debe trabajar sin una relación de ida y vuelta del material con el tutor.

A continuación veremos dos tablas que dan una idea de cómo ordenar el trabajo. En la primera tabla, el alumno escribe a la izquierda los puntos del índice tentativo y a la derecha la lista de piezas bibliográficas que piensa utilizar en cada punto:

 

INDICE (ítems sobre los cuales vamos a escribir)

BIBLIOGRAFÍA (materiales que van a constituir los insumos básicos para la producción de los ítems)

a............

.............

.............

b............

.............

..............

c............

.............

.............

Y así siguiendo

Y así siguiendo

 

En la próxima página veremos un ejemplo, extraído de un caso concreto, que nos muestra la manera en la que un estudiante ordenó su trabajo, en función de dos variables: los pasos que tiene que dar y los productos que quiere obtener.

Plan de trabajo de un estudiante de la UNSAM: Raúl Silva

En este ejemplo un estudiante que hará una tesis de nivel de licenciatura, Raúl Silva, de la Escuela de Economía y Negocios de la UNSAM, establece una agenda de trabajo. Anota los pasos que va a dar y los productos que va a obtener. La suma de los productos va a constituir su texto final. Su tesis, presentada a principios del 2001, versa sobre las Normas ISO9001, su funcionamiento, el conocimiento y las actitudes de los que las aplican, algunos factores que influyen sobre las actitudes y prácticas, y el peso del factor humano en el propio concepto de las Normas ISO9001.

 

Pasos

Resultados

1) Leer la Norma ISO9001 y describir su funcionamiento, objetivos y forma de aplicarla.

Capítulo 2

La Norma ISO9001 su concepto y funcionamiento.

2) Hacer un protocolo de lo observado en mi experiencia laboral alrededor de los objetivos de investigación. La experiencia laboral funcionará como observación participante.

Capítulo 3

Nivel de conocimiento del personal sobre las normas ISO9001.

Capítulo 4

Principales actitudes hacia la Norma ISO9001.

Capítulo 5

Causas de las actitudes:

-Factores emocionales

-Factores culturales

-Factores educacionales

Capítulo 6

Problemas en el funcionamiento de las Norma Iso9001, en varios niveles de análisis: eficiencia, comunicaciones, productividad, otros.

3) Describir mis observaciones en la documentación interna (de la empresa) relacionada con el manejo de las Normas ISO9001, girando alrededor de los objetivos de investigación.

4) Diseñar un cuestionario con preguntas de respuestas abiertas, para medir los objetivos de mi proyecto de tesis, estableciendo una o más preguntas por objetivo.

5) Aplicar la entrevista a 30 individuos, divididos en los tres estratos propuestos.

6) Redacción de capítulos 3 a 6.

7) Ordenar la bibliografía consultada.

8) Redacción de la introducción

Capítulo1

Introducción: Describir los objetivos de trabajo y cómo ha sido desarrollado. Describir brevemente el contenido de cada capítulo.

9) Hacer la carátula y una dedicatoria

Carátula y dedicatoria

10) Redactar las conclusiones

Capítulo 7 - Conclusiones

11) Redactar un resumen (abstract) de todo el trabajo y un currículum vitae breve. Armar el índice.

Abstract y currículum vitae. Indice de todo el trabajo.

 

Principio, medio y fin

El texto debe estructurarse sobre una serie de elementos básicos que veremos a continuación y que pueden reagruparse en principio, medio, fin.

Lo que diremos constituye una guía (no es un reglamento). Por consiguiente los autores pueden disponer los capítulos de otras maneras, modificar la cantidad de capítulos y eliminar ciertos puntos:

Principio

1- Portada con:

-El título de la tesis seguido de la frase "Tesis para la obtención del título de Máster en (...)". El título suele dividirse en dos. Primero un título latente que no aclara el problema a estudiar pero resulta literariamente atractivo. Luego un título técnico que transmite una idea de cuál es el problema objeto de la tesis. Por ejemplo:

La otra economía

Un estudio de redes de empleo informal

en la industria textil domiciliaria en el Partido de San Martín

- Nombre completo del autor.

- Nombre completo del orientador, tutor o consejero de tesis.

- Lugar (nombre de la institución) y fecha.

2- Una página con un abstract (resumen de la tesis) de no más de 200 palabras, encabezado simplemente con el título "Abstract", y un currículum vitae muy breve, de no más de tres o cinco líneas, escrito en prosa fluida (no en forma de documento burocrático, del tipo Estudios: xxx, Experiencia Laboral: xxx, y así siguiendo, que queda bastante feo).

3- Una página (optativa) con una frase literaria.

4- Una página (optativa) con una dedicatoria.

5- Indice.

6- Capítulo introductorio donde el lector puede enterarse de:

  1. El problema de la investigación. Lo más importante es presentar el problema con precisión.

  2. Cuáles son los fines de la investigación, teóricos (responder a problemas planteados por la ciencia) o aplicados (responder a problemas planteados por situaciones prácticas, por ejemplo, de gestión del crédito para las pymes). Cuáles son los motivos de la elección de este problema.

  3. El estatus lógico de la investigación (descriptiva o explicativa).

  4. Cuándo y dónde fue hecha la investigación.

  5. Los agradecimientos a las personas y organizaciones que apoyaron la investigación.

7- Un capítulo teórico y metodológico que contiene:

  1. Un breve repaso de los antecedentes escritos sobre el problema, libros, artículos, consultorías. Quizás hay poco o nada escrito sobre el problema, y también lo decimos.

  2. Las principales preguntas de investigación(4) e hipótesis. Puede haber investigaciones (descriptivas) con preguntas de investigación pero sin hipótesis explícitas .(5)

  3. Definiciones operacionales de términos. Por ejemplo, si vamos a usar el índice de NBI (necesidades básicas insatisfechas) aclaramos qué significa y de qué manera lo trabajamos, con qué indicadores y escalas.

  4. El diseño de la investigación y los procedimientos. Estrategia de la investigación (cuantitativa o cualitativa, sincrónica o diacrónica). Tipos de fuentes de datos (primarias, secundarias, datos internos de organizaciones). Unidades de análisis (por ejemplo en un estudio sobre pymes, nuestras unidades de análisis seguramente son las pymes, en un estudio sobre formación profesional de gerentes nuestras unidades pueden ser los gerentes y los programas de capacitación de gerentes) (6). Dimensiones, variables, factores o elementos tomados en consideración. Indicadores (variables empíricas mediante las cuales medimos variables complejas y no empíricas). Dónde y cuándo hicimos el trabajo de campo. Tipo de muestra (probabilística, no probabilística, simple o estratificada; en caso de ser estratificada: proporcionada, desproporcionada o por cuotas iguales) y criterios muestrales (cómo armamos la muestra, por qué motivo preferimos esa manera). Técnicas de campo. Modo en que fueron procesados los datos.

Medio

8- Capítulos centrales. Conviene comenzar la parte medular del texto con un capítulo contextual que describe el escenario o situación general en la cual se inscriben los capítulos siguientes (por ejemplo, la situación actual de las pymes, si es que vamos a hacer un estudio del problema del crédito para las pymes). Pero de acuerdo con el criterio de cada autor, esta información puede encontrarse en el capítulo introductorio.

A continuación la parte medular de la tesis puede quedar organizada de diversas maneras pero una solución muy eficaz consiste en hacer girar los capítulos o secciones alrededor de las dimensiones o variables más relevantes. Por ejemplo un estudio descriptivo sobre alumnos de economía y negocios (donde las unidades de análisis son personas de ambos sexos que estudian economía y negocios en determinada institución o en dos instituciones) puede estar dividido en características socioeconómicas de los hogares de pertenencia, niveles de formación que traen antes de entrar a la facultad, motivaciones por las cuales eligen las carreras, calificaciones que alcanzan en diferentes clases de materias, expectativas laborales que se plantean, etcétera.

Otra solución es escribir los capítulos o secciones centrados sobre las principales unidades de análisis (7)cuando el estudio tiene más de un tipo de unidades. Por ejemplo, un estudio sobre el crédito bancario a las pymes que toma como unidades a las pymes (que solicitan créditos), los bancos (que brindan créditos), y el gobierno (que establece políticas de apoyo a las pymes), puede quedar dividido en un capítulo dedicado a las pymes, otro dedicado a los bancos y otro dedicado a las políticas de promoción financiera de las pymes. Pero luego el autor tiene que dividir la parte que trata de las pymes, en puntos o secciones que tratan las principales variables de las pymes. Después necesita desagregar la parte dedicada a los bancos, en momentos del texto dedicados a las principales variables estudiadas en referencia a los bancos. Lo mismo debe hacer con la sección dedicada a las políticas.

Fin

9- Principales hallazgos, conclusiones, sugerencias, preguntas para nuevos estudios. Las tesis que abordan el diagnóstico de una organización pueden incluir una breve propuesta de acción o intervención. En general las tesis sobre asuntos eminentemente prácticos pueden contener recomendaciones.

10- Apéndices. Resulta aconsejable evitar los apéndices, sustituyéndolos por una cantidad moderada de tablas, gráficos, mapas, fotografías que van dentro del texto, seleccionando para este fin lo más importante desde el punto de vista de una comunicación eficaz. Los instrumentos de recolección de datos (cuestionarios y guías de entrevistas semiestructuradas o cualquier otra herramienta) pueden ir en apéndices. Algunos autores preparan un volumen separado con estadísticas. La información primaria (encuestas o transcripciones de entrevistas) no se incluye en la tesis pero hay que guardar el material y mantenerlo disponible; los evaluadores tienen derecho a mirar dicho material o escuchar las grabaciones, aunque en general no suelen hacerlo.

11- Bibliografía. El sistema de autor y fecha [ejemplo: (Eco, 1991: 25)] parece preferible al sistema de citas numeradas, es práctico y muy usado. Pero los dos sistemas son aceptables y pueden verse en la bibliografía que recomendamos (8). El estudiante no está obligado a usar un sistema o el otro pero queda recomendado el sistema de autor y fecha. La palabra final aquí como en otras cosas, la tiene la institución donde se va a presentar la tesis.

CONSEJOS DE ESTILO (9)

Extensión y texto comprensible

La inteligibilidad de un texto depende en parte de la extensión que le asignamos a las frases y los párrafos (10).

En los libros de redacción encontramos recomendaciones prácticas que nos conviene seguir en cuanto a la extensión de las frases y los párrafos:

  1. Escribir frases de no más de 20 palabras.

  2. No escribir más de 5 frases dentro de un párrafo.

  3. Procurar que la extensión de los párrafos no supere las 100 palabras o 20 líneas.

  4. Escribir 3 a 8 párrafos por página.

Complejidad de las frases. El uso de incisos

Debemos tender hacia las frases simples, concisas y vinculadas a un solo tópico, y a utilizar la estructura basada en la secuencia sujeto, verbo, objeto (11). Eso es una especie de principio general o enunciado ideal.

Sin embargo, una frase puede dividirse en incisos que expresan secuencias de ideas separadas mediante comas u otros signos de puntuación débiles.

En los escritos de naturaleza científica y técnica, los que a nosotros más nos preocupan, suele ser aconsejable usar pocos incisos, de acuerdo con nuestro principio general enunciado en primer término. Sin embargo no debemos caer en el otro extremo, exagerando el empleo de esta técnica. Por el contrario, debemos tener en cuenta, preferentemente a la hora de revisar un texto, la importancia de los períodos internos de las frases como dispositivos para darle matices y movimiento.

Buscando un texto legible

El valor comunicacional de lo concreto. Las palabras concretas y simples contribuyen a desarrollar la claridad de la expresión. Cuando escribimos el texto por primera vez somos libres para escribir de cualquier manera. Cuando las ideas ya se encuentran bastante fijadas en un borrador podemos preocuparnos por mejorar el estilo en función de la claridad y el punto de vista del lector. Si tratamos temas abstractos podemos hablar de cosas concretas mediante metáforas o figuras.

La importancia de los verbos. La acción contribuye a la comprensión en la medida en que despierta el interés del lector. Para incrementar el nivel de legibilidad debemos procurar que el texto resulte lo más activo posible por medio del empleo de verbos. El cálculo de un verbo cada cinco o siete palabras, ilustra un principio general bastante útil a condición de que lo usemos con sentido común. Dentro de la regla práctica entran también los verbos que expresan procesos o movimientos subjetivos de la mente.

Los sujetos tangibles. Una dimensión del carácter dinámico del texto depende de la manera en que situamos los sujetos en relación con las acciones. Las construcciones con sujetos que ejecutan acciones (la municipalidad distribuyó libros de lectura), son mejores que las construcciones con sujetos pasivos (los libros fueron distribuidos por la municipalidad). Los actores velados por el propio texto son peores para la comprensión completa de lo que uno expresa, como en este ejemplo, se dijo a medianoche que el ministro no vendría. No sabemos quién dijo que el ministro no vendría.

Tono personal e impersonal. Podemos contribuir a la legibilidad del texto haciendo que su lectura resulte más variada mediante matices que dependen del uso alternativo de formas impersonales y personales, en cuyo caso es útil apelar a construcciones con un sujeto neutro (ejemplo: durante la investigación hemos descubierto más datos de los que esperábamos al consultar a los expertos, pese a que en el proyecto original se dijo que había poca información). Con el mismo criterio podemos decir, por ejemplo, cosas como en este texto me propongo, y otras veces como hemos expresado en el capítulo 1, alternando la primera persona en singular y en plural. Mayormente, sin embargo, conviene evitar la primera persona en singular. Algunos profesores les piden a sus alumnos que usen las formas impersonales del tipo aquí se sostiene, aquí se ha dicho, pero por lo expuesto anteriormente, no lo recomendamos, dejando esas formas de construcción para matizar periódicamente la escritura.

Los marcadores textuales. Algunos ejemplos de marcadores textuales son los siguientes: asimismo, no obstante, sin embargo, pese a todo, en medio, por una parte, por otra parte. Los marcadores textuales permiten que el lector nos acompañe mejor. Estos marcadores son expresiones que actúan como engarces entre diferentes ideas, incisos, frases y párrafos.

En este momento resulta oportuno recordar lo que se llama hipertexto. Los elementos hipertextuales son todos los dispositivos por medio de los cuales relacionamos entre sí diferentes partes del texto. Por ejemplo un párrafo al principio de un capítulo que recapitula algo que vimos antes. Un párrafo al final de un capítulo que avisa lo que veremos a continuación. Unas palabras que recomiendan entre paréntesis, ver algo en otra parte, o que avisan que en tal o cual otro lugar del texto hay elementos relacionados con lo que estamos leyendo en este momento. Los recursos hipertextuales son muy importantes y por medio de la práctica se los llega a manejar bastante bien.

La influencia estética. La legibilidad se relaciona con la claridad del texto pero también con su apelación desde el punto de vista estético. Si el texto es claro pero gris (gris claro) funciona como un texto menos legible que un texto que además de claro es agradable, dinámico, matizado.

Con un criterio afín al anterior, debemos explotar el manejo de la parte gráfica, el uso de subtítulos, palabras o partes marcadas en negrita o subrayadas, etcétera. Este conjunto de elementos forman el paratexto. En este terreno las computadoras nos ofrecen una gran ayuda que no debemos desaprovechar.

Apéndices. Los apéndices funcionan como depósitos aburridos. Conviene colocar las estadísticas y gráficos dentro del texto después de haber seleccionado únicamente las cosas más interesantes y gráficamente más simples. En caso de usar apéndices, conviene que tengan poca información.

Sitio relevante para la idea relevante. Es importante situar los datos principales en los sitios más relevantes del texto. Guiándonos por ese criterio topográfico en la redacción de los párrafos, podemos establecer como principio práctico, que la idea que gobierna un párrafo debe aparecer al comienzo del párrafo. Y de igual manera, es recomendable colocar el verbo o la expresión verbal más importante al principio del párrafo.

Desde dónde escribimos. Debemos tener claro y dejar claro nuestro propio punto de vista, el lugar desde el cual hablamos. Siempre escribimos desde un punto de vista o una perspectiva. Ese punto de vista o perspectiva debe mantenerse a lo largo del texto. Tal principio no va contra las posibilidades de heterogeneidad interna de un texto. Lo que se trata de resaltar es la idea general de mantener cierta coherencia básica en la cuestión del ángulo, la posición desde donde hablamos y que de alguna manera puede llegar a variar internamente pero de acuerdo con ciertos criterios. El hecho de que tengamos un punto de vista no va contra el hecho de que podemos calibrar el estilo o algunas características expresivas en función del tipo de lector o los efectos que buscamos.

Escritura y sociedad. Es esencial partir de la comprensión del texto como una relación social entre dos partes, escritor y lector. Quienes van a leer (él, ella) son algo así como los clientes del texto. Debemos entender y tener en cuenta sus puntos de vista, debemos saber a quién nos dirigimos y calibrar las herramientas para movernos en la dirección adecuada. Al comienzo de un texto generamos la expectativa de que vamos a ofrecer algo de determinada manera, y el texto debe guardar coherencia con lo que resulta, de hecho, un contrato con el lector.

Esta recomendación debe ser puesta en perspectiva. Se origina realmente en personas preocupadas por la calidad de la redacción en el campo de la narrativa literaria, donde el autor necesita crear un tipo de contrato específico con el lector. Nosotros estamos pensando en la redacción científico-técnica, y, en consecuencia, hay diferencias muy importantes. Sin embargo la idea general del contrato que toma en cuenta al lector, sigue siendo un criterio vigente. Aun si pensamos que los lectores serán profesores que conformarán un jurado. Hecha esta salvedad acerca de la orientación mayormente literaria del criterio expuesto, podemos ver lo que Borges dice al respecto, comentando la novela policial Las Ratas, de José Bianco, en el prólogo a la primera edición (1943). Dice Borges, Las Ratas "es de los pocos libros argentinos que recuerdan que hay un lector: un hombre silencioso cuya atención conviene retener [...] cuya amistad es necesaria, cuya complicidad es preciosa" (12).

Aquí el estudiante debe observar que hay dos corchetes y unos puntos suspensivos. Eso indica que cuando hice la cita textual, suprimí una parte del texto original.

EL MANEJO DE LA BIBLIOGRAFIA

Nos limitaremos a exponer soluciones básicas mediante el sistema de autor y fecha.

La bibliografía es una lista de textos ordenados alfabéticamente por nombre de autor. Veremos cómo se escribe cada referencia.

A. PASOS PARA HACER LA REFERENCIA DE UN LIBRO

La referencia quedará finalmente de esta manera:

ECO, Umberto. 1991. Cómo se hace una tesis. Técnicas de investigación, estudio y escritura. Barcelona, Gedisa.

 

Apellido del autor en mayúscula seguido de coma.

ECO,

Nombre seguido de punto. Si tiene otros nombres escribimos las iniciales.

Umberto.

Año de la edición seguido de punto. Cuando es importante hacer notar la fecha de la edición original suele incluirse precedida por las letras e.o., abreviaturas de edición original, de esta manera: 1991 (e. o. 1932).

1991.

Título en minúscula seguido de un punto, en negrita. También puede ir subrayado o entre comillas en vez de negrita.

Cómo se hace una tesis. Técnicas y procedimientos de investigación, estudio y escritura.

Nombre de la ciudad donde editaron el libro, seguido de coma o dos puntos.

Barcelona,

Nombre de la editorial sin poner la palabra editorial

Gedisa.

 

B. PASOS PARA HACER LA REFERENCIA DE UN ARTICULO PUBLICADO EN UN LIBRO

La referencia quedará finalmente de esta manera:

CAMPBELL, A. A. y KATONA, G. 1966. El survey: una técnica para la investigación en ciencias sociales. In: Festinger, L. y Katz, D. (editores), Métodos de investigación en las ciencias de la conducta. Madrid, Aguilar.

 

Autores. En este caso hemos abreviado los nombres.

CAMPBELL, A. A. y KATONA, G.

Edición.

1966.

Título.

El survey: una técnica para la investigación en ciencias sociales.

In (significa en), seguido de dos puntos.

In:

Autores del libro donde aparece el artículo, seguido de coma. Ahora usamos minúsculas.

Festinger, L. y Katz, D. (editores),

Título del libro en cursiva.

Métodos de investigación en las ciencias de la conducta.

Ciudad, seguida de coma o dos puntos.

Madrid,

Editorial.

Aguilar.

 

Nota: En este ejercicio se han modificado los datos para aumentar la claridad. El libro original apareció en inglés, en Nueva York, editado por Holt, Rinehort y Winston.

C. ARTICULOS EN REVISTAS ACADEMICAS

EJEMPLO I

La referencia quedará finalmente de esta manera:

LIKERT, R. 1932. Una técnica para la medición de actitudes. In: Archivos de psicología, 140.

 

Autor

LIKERT, R.

Año

1932.

Título

Una técnica para la medición de actitudes.

In:

In:

Revista, en cursiva

Archivos de psicología,

Número de la revista

140.

 

Datos originales en inglés.

EJEMPLO II

La referencia quedará finalmente de esta manera:

LUCONI, F. L., MALONE, T. W., y SCOTT MORTON, M. S. 1986. Sistemas expertos: El próximo desafío para gerentes. In: Revista Sloam de gerencia, 27 (4).

 

Autores

LUCONI, F. L., MALONE, T. W. Y SCOTT MORTON, T. W.

Año

1986.

Título

Sistemas expertos: El próximo desafío para gerentes.

In:

In:

Revista, en cursiva

Revista Sloam de Gerencia.

Número de la revista

27 (4) – significa año o volumen 27, número 4.

 

Datos originales en inglés

Cómo ubicar las referencias bibliográficas dentro del texto

Ahora veremos cómo referirnos al material bibliográfico dentro del texto. Veremos:

  • citas textuales y
  • citas latentes.

En ambos casos aplicaremos la técnica del nombre del autor, año y número de página, encerrados entre paréntesis como en este ejemplo: (Eco, 1991: 40).

1. INTRODUCIMOS UNA CITA TEXTUAL

Los cursos doctorales están pensados básicamente para una dedicación de tiempo completo a la producción de la tesis por más de un año. ¿Qué hace un estudiante de letras que trabaja y dispone de recursos insuficientes? Posiblemente es válida la siguiente respuesta: "También puede existir una buena tesis de seis meses. Los requisitos de la tesis de seis meses son: (1) el tema tiene que estar delimitado; (2) el tema, a ser posible, será contemporáneo, para no tener que ir a buscar una bibliografía que se remonte hasta los griegos; o bien tiene que ser un tema marginal sobre el que se haya escrito poquísimo; (3) los documentos de todo tipo tienen que estar disponibles en una zona restringida y serán de fácil consulta" (Eco, 1991: 40). La posición de Eco implica un cambio de estrategia, buscar un problema más económico.

Lo que aparece entre paréntesis indica que la cita textual procede de la página 40 libro de Eco editado en 1991. En la Bibliografía debe figurar la referencia:

ECO, Umberto. 1991. Cómo se hace una tesis. Técnicas de investigación, estudio y escritura. Barcelona, Gedisa.

2. SUSTENTAMOS UNA IDEA EN LO QUE DICE OTRO (CITA LATENTE)

El concepto de cursos doctorales proyectados para estudiantes que podrán dedicarse todo el tiempo a escribir la tesis a lo largo de un año limita las chances a los estudiantes que trabajan o tienen familia. Sin embargo las universidades podrían pensar estrategias de tesis para estos casos (Eco, 1991: 39-41).

Los números indican que expresamos un pensamiento basado en las páginas 39 a 41 del libro de Eco editado en 1991.

En la Bibliografía escribimos:

ECO, Umberto. 1991. Cómo se hace una tesis. Técnicas de investigación, estudio y escritura. Barcelona, Gedisa.

Una variante combina el sistema de autor y fecha con el de citas numeradas remitiendo al pie de página los datos que colocamos entre paréntesis en el texto. Por ejemplo así (13). Otro ejemplo continuaría así(14). Otro ejemplo continuaría así(15).

Para citar dos o más trabajos de un mismo autor producidos en el mismo año (digamos, en 1995) es usual la repetición del año seguido de letras ordinales minúsculas:

ALONSO, José. 1995 (a). Escribimos la referencia del primer trabajo que publicó Alonso en 1955.

ALONSO, José. 1995 (b). Escribimos la referencia del segundo trabajo que publicó Alonso en 1955.

Si no sabemos cuál publicó primero, los ponemos en el orden que preferimos.

También suele sustituirse la repetición del apellido y nombre del autor por una raya en esta forma:

ALONSO, José. 1995 (a)

____________ .1995 (b).

Hasta aquí quedan establecidas orientaciones básicas de uso bastante generalizado. De todas maneras conviene contar con un libro de consulta para resolver problemas y profundizar el conocimiento de cómo manejar la bibliografía. Los libros recomendados anteriormente brindan un tratamiento exhaustivo y didáctico; reiteramos los títulos:

FRAGNIERE Jean-Pierre. 1996. Así se escribe una monografía. Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica. Expone los sistemas más usuales, autor y fecha y citas numeradas.

ECO Umberto. 1991. Cómo se hace una tesis. Barcelona. Gedisa. Expone detalladamente el sistema de autor y fecha.

También se recomienda observar el manejo de las referencias bibliográficas en libros y revistas académicas editados recientemente para tomar contacto con ejemplos reales. Las revistas académicas incluyen las condiciones que solicitan para la exposición de la bibliografía en los artículos.

EL PROYECTO DE TESIS

Antes de escribir una tesis es necesario ordenar las ideas y conversar con los profesores sobre la base de una propuesta objetiva.

El proyecto debe contener estos elementos, que pueden aparecer en otra secuencia:

  1. El título de la investigación, seguido de la aclaración "proyecto (o propuesta) de tesis para la obtención del título de máster en...", a continuación el nombre del alumno, el lugar (UNSAM, Escuela de Economía y Negocios) y la fecha (puede ser mes y año).

  2. Una descripción breve del problema de investigación, marcando los límites que definen el área o alcance del mismo en términos cronológicos, geográficos y de ubicación en la estructura social. (Ejemplo, nos interesa estudiar en detalle los obstáculos actualmente existentes para el acceso al crédito en las pymes, enfocando la investigación sobre las pymes del sector metalúrgico de los partidos de San Martín y Tres de Febrero mediante una muestra).

  3. El aporte que se espera brindar al conocimiento teórico o aplicado. Los motivos por los cuales el alumno eligió ese tema (le gusta, tiene experiencia, le queda cerca, accederá fácilmente a los datos).

  4. Una revisión de los antecedentes del problema (puede tratarse de antecedentes prácticos, lo que pasó con las pymes desde el comienzo de la convertibilidad, o antecedentes teóricos y trabajos escritos hasta ahora sobre el problema)

  5. Las preguntas de investigación (u objetivos de investigación) que guiarán el trabajo (por ejemplo: ¿qué obstáculos residen en el nivel estructural de las pymes? ¿Qué obstáculos residen en las políticas y prioridades financieras? ¿Cómo perciben el problema los gerentes de las pymes? etcétera).

  6. Las principales hipótesis (una investigación descriptiva puede no tener hipótesis explícitas).

  7. Qué objetos tomaremos como unidades de análisis. (En nuestro ejemplo son pymes del sector metalúrgico situadas dentro de los partidos de San Martín y Tres de Febrero. En un estudio sobre rendimiento de los alumnos de economía y negocios las unidades serán alumnos varones y mujeres de determinados programas, y también podrían tomarse como unidades las facultades de economía y negocios donde estudian).

  8. Las variables, factores o elementos a ser medidos o considerados en la tesis.

  9. Una descripción de la población muestral y los criterios de muestreo o de selección de casos.

  10. La estrategia de investigación (cuantitativa, cualitativa, sincrónica, diacrónica) las fuentes de investigación (primarias, secundarias) las técnicas de recolección de datos, las técnicas de análisis de los datos. Si aplica el método hipotético-deductivo en esta etapa tiene que resultar comprensible de qué manera va a poner a prueba sus hipótesis.

  11. Una estimación del tiempo. No está de más incluir un cronograma en semanas y etapas como:
  • Lecturas, marco teórico, desarrollo y prueba de instrumentos.
  • Búsqueda de datos de fuentes primarias y secundarias.
  • Procesamiento y redacción del primer borrador.
  • Informe final.

Los proyectos pueden llevar bibliografía o no, eso depende del caso.

Una vez escrita la propuesta y consensuada con un orientador, el estudiante debe hacer el trámite ante la facultad o escuela para comenzar a trabajar. No debe comenzar la tesis espontáneamente sin el visto bueno de un orientador y tampoco debe entregar la tesis sin su consenso.

LOS CRITERIOS DE EVALUACION

Es importante que el tesista evalúe su propio trabajo por medio de una serie de ítems que los profesores tomarán en cuenta (16). Para esto puede apelar a la colaboración de otras personas que oficien de lectores (preferentemente los mismos compañeros) además de su orientador. Deberá descartar de esta lista los ítems que no guardan relación con su caso específico.

Introducción

  • El problema está formulado de manera clara y precisa.

  • Es relevante para este nivel de estudios, desde un punto de vista teórico o práctico.

  • El área del problema se encuentra dentro de los márgenes de manejo del alumno.

  • Formula preguntas-objetivos de investigación en forma operacional (que se pueden llevar a la práctica en el nivel empírico de la observación/medición).

  • Los conceptos están definidos con precisión.

  • El texto explica las variables y los indicadores utilizados.

  • Las hipótesis presentan claramente las relaciones entre variables.

  • La hipótesis son específicas como para poder ser puestas a prueba mediante su contrastación con datos empíricos.

  • Se percibe bien la estrategia y el método que aplicó.

  • Estrategia y método parecen elementos adecuados para el objeto de estudio elegido y la finalidad de la propuesta.

Desarrollo

  • El texto evidencia unidad y coherencia.

  • Los subtítulos orientan sobre el material que se presenta y la forma en que está organizado el informe.

  • Los datos recolectados son suficientes para el objetivo propuesto.

  • Están especificadas las fuentes de donde proviene la información, verbal, gráfica ó numérica.

  • A medida que el texto avanza se hacen referencias bibliográficas que lo sustentan.

  • Hay un buen aprovechamiento de los datos.

  • La interpretación de los datos es correcta.

Conclusiones

  • Ayudan a responder el problema planteado.

  • Queda claro si la hipótesis fue verificada o refutada.

  • Se desprende una síntesis personal.

  • El lector encontrará un aporte en términos de nuevos conocimientos empíricos, resolución de problemas prácticos o planteo de nuevos interrogantes.

Lenguaje

  • Es claro.

  • Las oraciones y frases son cortas y organizadas en párrafos breves.

  • La ortografía es correcta (17).

Bibliografía

  • Está correctamente citada.

  • Incluye trabajos de los últimos cinco años.

  • Revela un manejo adecuado para el nivel de un aspirante a licenciatura o tecnicatura.

Presentación

  • La presentación es prolija.

  • Plantea variaciones internas por medio de cambios tipográficos, empleo de negrita, cursiva, esquemas, tablas, etc.

  • Los datos principales para la comprensión del discurso, especialmente los expuestos en tablas y gráficos, aparecen en forma clara, atractiva y en lugares sobresalientes del texto.

PASOS DE UNA INVESTIGACION DE CAMPO

1) Planteo del problema.

2) Etapa exploratoria.

  • - Lecturas.
  • - Visitas al terreno.
  • - Conversaciones con colegas.
  • - Entrevistas a personas que conocen el problema por experiencia personal o debido a sus estudios.

3) Delimitaciones operativas del problema. Unidades de análisis, variables, indicadores, muestra.

4) Construcción de los instrumentos de recolección de datos.

5) Redacción de un plan tentativo de procesamiento y análisis de los datos.

6) Escribir un índice provisorio.

7) Probar el cuestionario o la guía de entrevistas semiestructuradas con amigos, y con personas que no tendrán contacto con la muestra definitiva pero pertenecen al mismo universo. Discutir con las personas qué les han parecido las preguntas. Luego hacer un análisis de los datos obtenidos para ver si el plan de análisis va a ser eficaz y va a brindar datos importantes (lo contrario de datos banales). La etapa piloto sirve para probar tanto los instrumentos de recolección como de análisis.

8) Recolección de los datos.

9) Codificación, entrada de datos en computadora, procesamiento y análisis.

10) Redacción del borrador. Lectura compartida. Discusión con amigos y con el orientador.

11) Redacción final. Agregar cuadros, fotografías, mapas.

BIBLIOGRAFIA

AAKER David A. & DAY George S. 1989. Investigación de mercados. México, McGraw-Hill.

ARISTOTELES (S. IV a.C.). 1980. Arte retórica e arte poética. Rio de Janeiro, Edicoes de Ouro.

BAYLEY Kenneth D. 1994. Methods of social research. N.York, The Free Press-MacMillan.

BROWN Don, KOWALSKI Thomas, TARNER Bernard, TUCHEY Melvin (Educational Development Corporation of Palo Alto & editorial staff of Ginn and Company). 1964. The Craft of Writing. Palo Alto, California, Ginn and Company

CASSANY Daniel. 1993. La cocina de la escritura. Barcelona, Anagrama.

COUCHAERE Marie J. 1990. Escriba mejor y sólo lo más importante. Barcelona, Granica.

COUCHAERE Marie J. 1991. Tomar notas, rápido y bien. Barcelona, Granica.

DAY Robert A. 1994. Cómo escribir y publicar trabajos científicos. Washington, Organización Panamericana de la Salud.

ECO, Umberto. 1991. Cómo se hace una tesis. Técnicas de investigación, estudio y escritura. Barcelona, Gedisa.

FRAGNIERE Jean-Pierre 1996. Así se escribe una monografía. Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica.

GALTUNG Johan. 1966. Teoría y métodos de la investigación social. Vol. I. Buenos Aires, EUDEBA.

GAMMA INTERNATIONAL S. A. ASPECTS INTERNATIONAL LTD. Curso Latinoamericano de auditores ambientales. Actividades postauditoría. Técnicas de redacción de informes.

GRANAI Georges. 1977 (e.o. 1958), Técnicas do inquérito sociológico. In: GURVITCH Georges, Tratado de sociología. Sao Paulo, Livraria Martins Fontes Editora.

HERNANDEZ SAMPIERI Roberto, FERNANDEZ COLLADO Carlos & BAPTISTA LUCIO Pilar. 1991. Metodología de la investigación. México, McGraw-Hill

KHUN Thomas S. 1962. La estructura de las revoluciones científicas.

México, FCE.

KREIMER Juan C. 1998. ¿Cómo lo escribo? 90 % de dedicación. 10 % de inspiración. Buenos Aires, Planeta.

Las ratas, un atrapante relato de José Bianco. Buenos Aires, Clarín, 17 de julio 2001, página 35

LUNDBERG George. 1949 (e.o. 1929). Técnica de la investigación social. México, FCE.

MANCUSO Hugo R. 1999. Metodología de la investigación en ciencias sociales. Lineamientos teóricos y prácticas de semioepistemología. Buenos Aires, Paidós.

MAYNTZ Renate, HOLM Kurt & HÜBNER. 1993 (e.o. 1975). Introducción a los métodos de la sociología empírica. Madrid, Alianza Universidad.

MUÑOZ Eduardo. 1978. Apolo y Dionisio, o la controversia entre metodología dura y metodología blanda en la investigación social. In: Revista Paraguaya de Sociología. Asunción, Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos. Año 15, Nro. 41, Enero-Abril.

MUÑOZ RAZO Carlos. 1998. Cómo elaborar y asesorar una investigación de tesis. México, Prentice Hall Hispanoamericana.

NOELLE Elisabeth. 1970. Encuestas en la sociedad de masas. Madrid, Alianza.

ORTEGA MARTINEZ Enrique. 1992. Manual de Investigación Comercial. Madrid, Pirámide.

POPE Jeffrey. 1981. Investigación de mercados. Guía maestra para el profesional. Bogotá, Norma.

SABINO Carlos A. 1998. Cómo hacer una tesis y elaborar todo tipo de escritos. Buenos aires, Lumen-Humanitas.

SAMAJA Juan. 1994. Epistemología y metodología. Elementos para una teoría de la investigación científica. Buenos Aires, EUDEBA.

SCHIFFMAN León G. & KANUC Leslie Lazar. 1991. Comportamiento del consumidor. México, Prentice Hall.

SEKARAN Uma. 1992 (e.o. 1984). Research methods for business: A skill-building approach. N.York, John Wiley & Sons.

SELLTIZ C., JAHODA M., DEUTSCH M. & COOK S.W. 1965. Métodos de investigación en las relaciones sociales. Madrid, Rialp.

SLOANE William 1983. The craft of writing. Nueva York – Londres, W. W. Norton & Company.

TAYLOR S. J. & BOGDAN R. 1990. Introducción a los métodos cualitativos de investigación. Buenos Aires, Paidós.

UCES. 1999. Reglamento de Tesis. Buenos Aires, UCES Escuela de Posgrado.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LOMAS DE ZAMORA. FACULTAD DE CIENCIAS ECONOMICAS. 1997. Tercer encuentro universitario de investigadores del área contable. Documentos presentados al congreso.

WEIRS Ronald M. 1984. Investigación de mercados. México, Prentice Hall-Hispanoamericana.

WILLIAMS Joseph M. 1970.The new English – structure / form / style. Nueva York, The Free Press y Londres, Collier-Macmillan Limited.

WILLIAMSON John B., KARP David A., DALPHIN John R. & GRAY Paul S. 1982. The research craft. An introduction to social research methods. Boston, Little Brown.

WRIGHT MILLS C. 1961. La imaginación sociológica. México, FCE.

NOTAS

  1. Generalización empírica: es una proposición a la que se llega como resultado de un proceso de abstracción de elementos comunes en varias observaciones de sucesos empíricos. La generalización empírica es la conclusión de un proceso de inferencia inductiva y juega un papel muy importante en las investigaciones de tipo mayormente descriptivo. Presunción teórica: es una proposición que se establece a priori, y que se puede tomar como una conjetura con la finalidad de ponerla a prueba mediante las observaciones de sucesos empíricos (a posteriori). En este caso la presunción funciona como una hipótesis, que será contrastada. El resultado puede ser que la presunción quede confirmada, refutada o parcialmente corroborada. La presunción teórica a la cual le sigue la verificación empírica es la piedra angular del método hipotético-deductivo.(volver)

  2. Es necesario aclarar que el significado de fuentes primarias y secundarias varía cuando saltamos de las ciencias sociales a la literatura y la historia. En las ciencias sociales las fuentes primarias de datos son las personas (de las cuales obtenemos datos mediante entrevistas, observaciones, cuestionarios autoadministrados, etcétera) y las fuentes secundarias son textos donde encontramos datos obtenidos por otras personas (por ejemplo, series estadísticas del INDEC). En literatura las fuentes primarias son las obras originales de los autores (por ejemplo la novela El Quijote) y las fuentes secundarias son los comentarios de los críticos (sobre El Quijote en este caso). En historia las fuentes primarias son documentos originales (una carta de San Martín, la Declaración de la Independencia, la contabilidad de varias fábricas de París en el siglo XVIII) y fuentes secundarias son las descripciones y los análisis de esos documentos, producidos por otras personas. En el campo de los estudios literarios y en otras disciplinas que usan métodos similares en algunos aspectos, suele recomendarse a los estudiantes que lean las fuentes originales o primarias y que, cuando escriban citas (por ejemplo de Sarmiento), las extraigan de las fuentes primarias (los libros de Sarmiento) y no de las fuentes secundarias (libros sobre Sarmiento).(volver)

  3. Los bancos de artículos científicos almacenados en internet constituyen un recurso valioso al que las universidades suelen estar asociadas. Los estudiantes tienen derecho a usarlas. Averigüe si su universidad está asociada. En caso contrario fíjese en su colegio profesional u otras organizaciones.(volver)

  4. El concepto de preguntas de investigación es equiparable al de objetivos de la investigación, pudiendo usarse ambas expresiones como sinónimos intercambiables.No confundir las preguntas de investigación con las preguntas de un cuestionario de campo.(volver)

  5. Siempre puede sostenerse que hay hipótesis implícitas, supuestos que subyacen latentes al texto.(volver)

  6. Estas unidades también suelen llamarse de investigación o de exploración.(volver)

  7. Las unidades de análisis varían a lo largo de una investigación. En la etapa de recolección de datos, los elementos sobre los cuales juntamos la información son las unidades de análisis. Por ejemplo, en un estudio sobre el rendimiento de los alumnos de Administración de Empresas, las unidades de análisis son los alumnos, varones y mujeres. Pero luego que juntamos los datos y los agrupamos con un criterio comparativo, por ejemplo por sexo, los agregados (el conjunto de los varones y el conjunto de las mujeres) son unidades de análisis (de nivel más alto) sobre las cuáles hacemos operaciones e interpretaciones, como por ejemplo sacar el promedio de calificaciones del grupo de los varones y el promedio de calificaciones del grupo de las mujeres, generalizar que las mujeres tienen mejores o peores notas en ciertas materias, y los varones en otras, y establecer tentativas de explicar las causas por las cuales sucede eso. Normalmente los estudios de ciencias sociales no se escriben sobre elementos sino sobre agregados (no se estudia a Juan, Pedro, María, Ana, como lo haría un psicólogo o un médico clínico, sino el conjunto de los varones comparado con el de las mujeres, los ricos y los pobres, los estudiosos y los perezosos, etcétera). En ciencias de la administración se suele hacer estudios sobre un elemento pero de carácter colectivo, es decir una unidad de análisis de carácter colectivo, como por ejemplo en un estudio de caso de un banco. Finalmente, debemos recordar que en una investigación suele haber más de una unidad de análisis, como expresamos en el texto, y eso depende del tema y la estrategia de investigación. Algunas unidades de análisis (los bancos) pueden estar incluidas dentro de otras unidades de análisis (el sistema financiero) y entre ambas hay relaciones de implicación.(volver)

  8. Pueden verse en Fragniere 1996. El sistema de "autor y fecha" también se encuentra explicado en Eco Umberto 1991. Ambos textos son muy buenos para profundizar lo que dice esta guía.(volver)

  9. Este punto se basa en gran medida en Cassany Daniel,1993; Brown, Kowalski, Tarner y Tuchey, 1964; Sloane William, 1983.(volver)

  10. La frase es un período de texto con autonomía sintáctica y de sentido, separado de otras frases por un punto y seguido.Los conjuntos de frases forman párrafos separados por punto y aparte.(volver)

  11. GAMMA International, 109, 110.(volver)

  12. "Las ratas", un atrapante relato de José Bianco. Clarín, 17 de julio 2001, página 35. Esta obra de Bianco ha sido reeditada en Julio del 2001 por la Serie Clásicos de la Biblioteca Argentina del diario Clarín.(volver)

  13. Eco, 1991: 39-41.(volver)

  14. García Morente, 1987: 193.(volver)

  15. Zea, 1993: 51.(volver)

  16. La mayoría de estos criterios fue tomada del reglamento de tesis 1999 de la UCES, Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, Escuela de Negocios, Másters y Posgrados.(volver)

  17. Es recomendable aprovechar las herramientas de revisión idiomática y sinónimos de las computadoras.(volver)

 

 
Ciencia y Técnica Administrativa - http://www.cyta.com.ar

URL: www.cyta.com.ar/biblioteca/bddoc/bdlibros/eltrabajodetesis/eltrabajodetesis.htm

Buenos Aires, mayo del 2003