CyTA
CyTA Portada

ejournal Técnica Administrativa

Publicación: Técnica Administrativa - ISSN:1666-1680

Volumen:19, Número:4; [ISSUE:84]

Fecha de publicación: 15-10-2020

Las tecnologías de información y comunicación: una estrategia didáctica para el fortalecimiento de la praxis educativa

The information and communication technologies: a didactic strategy for the strengthening of educational praxis

Suarez Rodríguez, Maryory del Carmen

I.E.D. Juan Maiguel de Osuna
Santa Marta, Magdalena, Colombia

Masuro82@gmail.com

Resumen

El presente trabajo es un estudio analítico bibliográfico, titulado las tecnologías de información y comunicación: una estrategia didáctica para el fortalecimiento de la praxis educativa, Sustentado en teorías referenciales que contribuyeron al desarrollado de la investigación, de autores como Navarro (2011), Albero (2012), Fandos, Jiménez, Pio y González (2012), entre otros autores. Este artículo ofrece un estudio sobre algunos aspectos que deben girar el discurso actual de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como medios en y para la enseñanza. Se trata de analizar este nuevo paradigma formativo mediante el abordaje de aspectos como la comunicación didáctica mediada a través de las TIC, las competencias de los docentes en el uso de la tecnología y los medios recursos y materiales didácticos. Se propone conocer y comprender en profundidad el uso que realizan de estas tecnologías, cómo las utilizan, para qué, con qué frecuencia lo hacen y qué importancia tienen en su vida cotidiana.

Abstract

The present work is a bibliographic analytical study, entitled the information and communication technologies: a didactic strategy for the strengthening of educational praxis, Sustained in referential theories that contributed to the development of the research, of authors like Navarro (2011), Albero (2012), Fandos, Jiménez, Pio and González (2012), among other authors. This article offers a study on some aspects that should turn the current discourse of Information and Communication Technologies (ICT) as means in and for teaching. The aim is to analyze this new educational paradigm by addressing aspects such as didactic communication mediated through ICT, teachers' competencies in the use of technology and media resources and didactic materials. It aims to know and understand in depth the use they make of these technologies, how they use them, why, how often they do it and how important they are in their daily lives.

Palabras Clave:

Tecnología de la información y las comunicaciones, estrategia, didáctica

Keyword:

Information and communications technology, strategy, didactics

Introducción

A través de la historia de la humanidad, han venido emergiendo una serie de nuevos medios en el amplio espectro de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), los cuales están transformando de forma contundente todas las áreas de la sociedad actual. Tanto la incorporación como su uso, genera nuevos entornos o espacios de actuación - interacción entre las personas, lo que ha modificado los sistemas de la conducta humana.

Ahora bien, estudiar las TIC implica no solo asumir determinadas posturas teóricas para poder desarrollar algún planteamiento, sino comprender el contexto desde el cual los diferentes autores hacen sus respectivos análisis. En este sentido, todos estos avances tecnológicos, más que ser considerados como fines últimos para el progreso, deben ser estudiados según el momento histórico y la sociedad a la que dan respuesta en el contexto social determinante que permite el éxito o fracaso, la adopción o adaptación de esas tecnologías.

Actualmente, se populariza que el principal patrimonio de un país reside en los niveles de conocimiento de su gente, de acuerdo a Cope (2011), representa la moneda más importante, el saber que posee cada persona y la sociedad en su conjunto, Cárdenas (2016 p. 20) afirma "la riqueza o la pobreza de la gente está en el cerebro, en las manos, y en el corazón. Los pueblos que tienen el poder, son los pueblos que tienen el conocimiento, que tienen la información y que tienen la capacidad de manejarla inteligentemente" Es por ello, que el gerente de hoy, ha de reconocer que la clave del éxito está en su personal, en la creatividad e innovación del colectivo.

Por lo tanto, los docentes han de centrarse en que el conocimiento es el factor remunerador por excelencia y la educación es la clave para el entendimiento, por lo que se requiere de docentes dispuestos a asimilarlo, crearlo y difundirlo para lograr la calidad educativa deseada. Impulsando el desarrollo en lo social, económico, político y cultural. Por estas razones, es oportuno ya que estos son los líderes del desarrollo educativo que fortalecen las áreas claves de una sociedad.

Por consiguiente, los educadores son los llamados a instituir a los estudiantes de manera integral a través de un proceso de aprendizaje coherente, pertinente y participativo. La responsabilidad es parte de los docentes, ya que estos pueden favorecer al aumento de la calidad educativa para obtener un resultado final próspero, la formación de un ciudadano con conocimientos científicos y tecnológicos necesarios para contribuir al desarrollo del país. Se trata de lograr en las instituciones nuevas formas de ser y trabajar que permitan ampliar su capacidad para resolver problemas y lograr transformaciones en beneficio del colectivo.

 

Argumento teórico

El Uso de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC)

Según Navarro (2011), las TIC representan una herramienta invaluable incorporados paulatinamente al proceso educativo, convirtiéndose en aplicaciones telemáticas, es decir la unión de las telecomunicaciones con la informática, desprendiendo, una serie de herramientas y espacios de comunicación, sincrónicas o asincrónicas, instrumentos muy importantes, a la hora de diseñar ambientes de aprendizajes colaborativos, basados en la interacción.

Asimismo, el autor resalta una serie de habilidades y cualidades satisfaciendo las diferentes necesidades de los usuarios accediendo a dichas herramientas de manera pasiva o activa creando y aportando contenidos. Siendo necesario el surgimiento de espacios diseñados para que las personas que accedan a él lleven a cabo procesos de incorporación de destrezas y saberes mediante la virtualidad. Resulta evidente que las TIC tienen un protagonismo en nuestra sociedad. La educación debe ajustarse y dar respuestas a las necesidades de cambio de la sociedad. La formación en los contextos formales no puede desligarse del uso de las mismas, que cada vez son más asequibles para el alumnado.

Precisamente, para favorecer este proceso que se empieza a desarrollar desde los entornos educativos informales (familia, ocio,) la escuela como servicio público ha de garantizar la preparación de las futuras generaciones y para ello debe integrar la nueva cultura: alfabetización digital, material didáctico, fuente de información, instrumento para realizar trabajos, etc. Por ello es importante la presencia en clase del ordenador desde los primeros cursos, como un instrumento más, con diversas finalidades: lúdicas, informativas, comunicativas e instructivas entre otras.

En la actualidad, muchos maestros solicitan y quieren contar con recursos informáticos y con Internet para su docencia, dando respuesta a los retos que les plantean estos nuevos canales de información. Sin embargo, la incorporación de las TIC a la enseñanza no sólo supone la dotación de ordenadores e infraestructuras de acceso a Internet, sino que su objetivo fundamental es: integrarlas en los procesos de enseñanza-aprendizaje, en la gestión de los centros y en las relaciones de participación de la comunidad educativa, para mejorar la calidad de la enseñanza.

Es por ello que los profesores tienen la posibilidad de generar contenidos educativos en línea con los intereses o las particularidades de cada alumno, pudiendo adaptarse a grupos reducidos o incluso a un estudiante individual. Además, el docente ha de adquirir un nuevo rol y nuevos conocimientos, desde conocer adecuadamente la red y sus posibilidades hasta como utilizarla en el aula y enseñar a sus alumnos sus beneficios y desventajas. El profesorado manifiesta que el uso de las TIC tiene beneficios muy positivos para la comunidad escolar, su alta implicación con ellas ha mejorado su satisfacción personal, el rendimiento en su trabajo y la relación con el alumnado, debido a la amplia gama de posibilidades que ofrecen.

Para continuar Albero (2012) expuso que en el uso de las TIC en el ámbito de la educación, se hace necesario conocer la actividad que se desarrolla en todo el mundo, así como los diversos planteamientos pedagógicos y estratégicos que se siguen. La popularización de las mismas en el ámbito educativo comporta y comportará en los próximos años, una gran revolución que contribuirá a la innovación del sistema educativo e implicará retos de renovación y mejora de los procesos de enseñanza-aprendizaje

Si se quiere que nuestra sociedad no solo sea de la información, sino también del conocimiento, será necesario trabajar desde un enfoque pedagógico para realizar un uso adecuado de las TIC, a través del cual la creación de comunidades de aprendizaje virtuales y el tratamiento de la información, la generación de nuevas estrategias de comunicación y de aprendizaje sean imprescindibles.

Para llevar a cabo estas acciones se necesita un profesorado formado en este ámbito, que involucre a las TIC en la enseñanza de su alumnado y los oriente en un uso adecuado de ellas. También conviene destacar la necesidad de llevar a cabo una nueva campaña de información y formación adecuada para el alumnado, progenitores y profesorado. Creemos que dicha formación debe basarse en dos perspectivas, una tecnológica y otra humanística.

Es decir, que atienda a los medios, pero también a los fines de la educación, en este sentido, comentan Naval y otros, (2013) que en el ámbito educativo el uso de las TIC no se debe limitar a transmitir sólo conocimientos, aunque estos sean necesarios; además, debe procurar capacitar en determinadas destrezas la necesidad de formar en una actitud sanamente crítica ante las TIC. Con esto, queremos decir saber distinguir en qué nos ayudan y limitan, para poder actuar en consecuencia. Este proceso debe estar presente y darse de manera integrada en la familia, en la escuela y en la sociedad.

La Tecnología como estrategia didáctica

Según Fandos, Jiménez, Pio y González (2012), el grado de innovación que ha significado el uso de las TIC en educación está en relación con la influencia que estos medios han tenido sobre los demás elementos que configuran el acto didáctico y que habría que analizar a través del comportamiento del modelo didáctico mediador. Afirma los autores que el cambio ha sido mínimo implica pensar que no se ha tenido en cuenta la influencia del recurso en cuestión sobre aspectos como la evaluación, la organización de los contenidos o la propia comunicación; implica que, tal vez, ignoramos su potencial didáctico. No queremos decir con esto que las TIC impliquen una gran revolución en la enseñanza, aunque posiblemente sea así, pero sí queremos manifestar que no podemos seguir haciendo lo mismo con disímiles recursos. Se trata, pues, de analizar algunos aspectos:

a. Planificar una estrategia didáctica que potencie el aprendizaje significativo supone partir de las características del alumno, a la vez que permitir la participación de éste en el diseño didáctico. La distancia que genera el 'aislamiento' de un alumno virtual hacia la figura de su profesor necesita de sutilezas que palien este sentimiento.

b. La estructuración del contenido: Línea rígida o libre navegación; dispersión y pérdida en la navegación; de enlaces exteriores excesivos; discontinuidad en el discurso. Está claro que esto debe decidirse en función de la experiencia del alumno en el uso del formato hipermedia, de su edad y características, del grado científico de la materia (su dificultad), así como permitir un acceso consecuencia al material (no publicar todo el curso a inicios de éste). Exige un estudio previo y un proceso de planificación por parte del profesor; eso sí, intentando no privar al alumno de la motivación por la materia (perder decisión sobre el contenido implica un descenso de motivación).

c. Entrando en el arduo proceso de la planificación, nos preguntamos: ¿cómo preservar la significatividad del contenido? La diversidad de material que pueden encontrarse en este sistema de comunicaciones permite al alumno atender a la llamada de su curiosidad y perderse vagamente por la afinidad de recursos a los cuales puede acceder.

d. Otro aspecto que debe preocuparnos en el desarrollo de una estrategia didáctica para la formación a través de la red son las relaciones de comunicación entre profesor y alumno. Este contacto será más decisivo cuanto más centrado esté el método en esas relaciones; es decir, en la medida en que las funciones que desempeñará el profesor pasen hacerlo por otros elementos de orden técnico, como el ordenador o la propia Red, o por el propio alumno, la figura del profesor no será tan determinante decididamente, las TIC hacen pensar en un estilo de educación en el que todas las funciones son desempeñadas por ellas y a través de ellas. Tienen un poder de definición metodológico que configuran en mayor o menor medida el proceso de enseñanza-aprendizaje, incluido el tipo de actividad a desarrollarlo la evaluación del alumno.

Afirman los autores, que estos medios permiten expresarse al alumno, dado su potencial de comunicativo, e interaccionar con los demás en cualquier momento, dando opción a la creación de comunidades virtuales o discusiones de grupo. Este tipo de actividad genera un contenido de carácter informal que se aleja del puramente académico y que muchas veces suele ser más significativo que el meramente formal. Todos estos aspectos hacen creer al alumno que su participación se traduce en control de su aprendizaje y, por tanto, aumenta su motivación y su interés por trabajar. Pero todos estos elementos dependen, en última instancia, de la manera en que las dimensiones que configuran el modelo didáctico son especificadas.

Competencias de los docentes en el uso de la tecnología

Según UNESCO (2008) para vivir, aprender y trabajar con éxito en una sociedad cada vez más compleja, rica en información y basada en el conocimiento, estudiantes y docentes deben utilizar la tecnología digital con eficacia. En un contexto educativo sólido, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) pueden ayudar a los estudiantes a adquirir las capacidades necesarias para llegar a ser:

Competentes para utilizar tecnologías de la información buscadores, analizadores y evaluadores de información solucionadores de problemas y tomadores de decisiones; usuarios creativos y eficaces de herramientas de productividad comunicadores, colaboradores, publicadores y productores ciudadanos informados, responsables y capaces de contribuir a la sociedad.

Gracias a la utilización continua y eficaz de las TIC en procesos educativos, los estudiantes tienen la oportunidad de adquirir capacidades importantes en el uso de estas. El docente es la persona que desempeña el papel más importante en la tarea de ayudar a los estudiantes a adquirir esas capacidades. Además, es el responsable de diseñar tanto oportunidades de aprendizaje como el entorno propicio en el aula que facilite el uso de las TIC por parte de los estudiantes para aprender y comunicar. Por esto, es fundamental que todos los docentes estén preparados para ofrecer esas oportunidades a sus estudiantes.

Tanto los programas de desarrollo profesional para docentes en ejercicio, como los programas de formación inicial para futuros profesores deben comprender en todos los elementos de la capacitación experiencias enriquecidas con TIC. Los estándares y recursos del proyecto "Estándares UNESCO de Competencia en TIC para Docentes" (ECD-TIC) ofrecen orientaciones dirigidas a todos los docentes y más concretamente, directrices para planear programas de formación del profesorado y selección de cursos que permitirán prepararlos para desempeñar un papel esencial en la capacitación tecnológica de los estudiantes.

Hoy en día, los docentes en ejercicio necesitan estar preparados para ofrecer a sus estudiantes oportunidades de aprendizaje apoyadas en las TIC; para utilizarlas y para saber cómo éstas pueden contribuir al aprendizaje de los estudiantes. Capacidades estas que actualmente forman parte integral del catálogo de competencias profesionales básicas de un docente.

Los docentes necesitan estar preparados para empoderar a los estudiantes con las ventajas que les aportan las TIC. Escuelas y aulas ya sean presenciales o virtuales deben contar con docentes que posean las competencias y los recursos necesarios en materia de TIC y que puedan enseñar de manera eficaz las asignaturas exigidas, integrando al mismo tiempo en su enseñanza conceptos y habilidades de estas. Las simulaciones interactivas, los recursos educativos digitales y abiertos (REA), los instrumentos sofisticados de recolección y análisis de datos son algunos de los muchos recursos que permiten a los docentes ofrecer a sus estudiantes posibilidades, antes inimaginables, para asimilar conceptos.

Las prácticas educativas tradicionales de formación de futuros docentes ya no contribuyen a que estos adquieran todas las capacidades necesarias para enseñar a sus estudiantes y poderles ayudar a desarrollar las competencias imprescindibles para sobrevivir económicamente en el mercado laboral actual. Para atender esta realidad, el proyecto ECD-TIC ofrece un marco de referencia completo para estos estándares: Atendiendo el "Marco de políticas educativas" subyacente;

Examinando los componentes de la reforma de la educación y desarrollando un conjunto de matrices de competencias para docentes que correspondan a los distintos enfoques en materia de políticas educativas y a los componentes de la reforma del sistema educativo; y Ofreciendo una descripción detallada de las competencias específicas en TIC que los docentes deben adquirir en el contexto de cada conjunto o módulo de competencias.

 La finalidad de la UNESCO (2008) es armonizar la formación de docentes con los objetivos nacionales en materia de desarrollo. Para desarrollar estos estándares se definieron tres factores de productividad: profundizar en capital (capacidad de los trabajadores para utilizar equipos más productivos que versiones anteriores de estos); mejorar la calidad del trabajo (fuerza laboral con mejores conocimientos, que pueda agregar valor al resultado económico); e innovar tecnológicamente (capacidad de los trabajadores para crear, distribuir, compartir y utilizar nuevos conocimientos). Estos tres factores de productividad sirven de base a tres enfoques complementarios que vinculan las políticas educativas al desarrollo económico:

  • Incrementar la comprensión tecnológica de estudiantes, ciudadanos y fuerza laboral mediante la integración de competencias en TIC en los planes de estudios –currículos- (enfoque de nociones básicas de Tecnología).
  • Acrecentar la capacidad de estudiantes, ciudadanos y fuerza laboral para utilizar conocimientos con el fin de adicionar valor a la sociedad y a la economía, aplicando dichos conocimientos para resolver problemas complejos y reales (enfoque de profundización de conocimientos).
  • Aumentar la capacidad de estudiantes, ciudadanos y fuerza laboral para innovar, producir nuevo conocimiento y sacar provecho de éste (enfoque de generación de conocimiento).

Medios Recursos y materiales didácticos

En este sentido, Cabero et al. (2009), comenta que ha utilizado términos como medios auxiliares, recursos didácticos, medios audiovisuales, ayudas didácticas, materiales, nuevas tecnologías, entre otros. Y manifiesta que, para concebir a los medios con un fin didáctico o como elementos curriculares, deben funcionar dentro de un contexto educativo en relación directa y estrecha con otros componentes. Entre sus funciones están el proporcionar información, guiar los aprendizajes, ejercitar habilidades, motivar, evaluar, proporcionar simulaciones y proporcionar entornos para la expresión. Los mismos autores los clasifica de acuerdo a la plataforma tecnológica como materiales convencionales, medios audiovisuales y nuevas tecnologías; y, de acuerdo a su funcionalidad, los utilizados para presentar la información y guiar la atención de los aprendizajes; organizar la información, relacionarla, crear conocimiento y desarrollar habilidades.

Así mismo, Area (2009), explica que presentan rasgos de los materiales didácticos distribuidos a través de la web (igual para materiales creados en otros formatos) de la siguiente manera: finalidad formativa, hiper-textualidad, multimedia, flexibilidad e interactividad, interface atractiva y fácil de usar, conectividad y comunicación entre usuario (sincrónico o asincrónico). Las TIC se han venido estudiando desde la perspectiva de los materiales o recursos didácticos que favorecen el desarrollo curricular de diferentes áreas de aprendizaje.

Para Cacheiro (2011 p.75), el cual los clasifica así: Recursos TIC de información (RI), "permiten disponer de datos de forma actualizada en fuentes de información y formatos multimedia"; Recursos TIC de Colaboración (RC), "permiten participar en redes de profesionales, institucionales entre otros., permiten una reflexión sobre los recursos existentes y su uso en distintos contextos" y Recursos TIC de Aprendizaje (RA), "posibilitan el llevar a cabo los procesos de adquisición de conocimientos, procedimientos y actitudes previstas en la planificación formativa".

En ese contexto se encuentran investigaciones que se centran en el uso de la Internet, a través de la web que permiten la integración didáctica de diferentes recursos y materiales didácticos web (Raposo, 2007; Area, 2009), usadas como objeto de estudio, como recurso didáctico, como medio de expresión y comunicación y para la gestión y organización del centro y del aula. Asimismo, Castillo (2008) resalta el uso de software educativo y el uso de las tecnologías educativas, como herramientas que potencian el desarrollo de habilidades de pensamiento y que incentivan la creatividad de los estudiantes, a través de técnicas que estimulan el aprendizaje significativo; así el software educativo se convierte en herramienta informática.

Para Cabero et al. (2009 p.112) Los medios han pasado de ser concebidos como elementos anexos al currículo hasta "asociarlos con objetivos, contenidos, estrategias instruccionales, atendiendo a su finalidad práctica de mejora del proceso educativo. Por lo que deben entenderse como parte activa e integral. De esta manera, las estrategias determinan su integración en el contexto de aplicación.

Argumentos metodológicos

Para lograr centrar la investigación lo enmarcaremos en el paradigma cualitativo y así poder caracterizar las tecnologías de información y comunicación como una estrategia didáctica para el fortalecimiento de la praxis educativa; Develando la importancia de la investigación cualitativa se identifica por su carácter multidisciplinario, esto permite el estudio de los problemas de investigación desde sus dimensiones culturales, sociales, económicas y políticas.

Además del encuentro produce entre las disciplinas, posibilidad del diálogo basado en métodos, principios y aplicaciones creando pasos como la búsqueda de la horizontalidad disciplinaria, el desarrollo de conceptos conectivos, la mutua interrogación y la construcción de un marco común, apoyaremos en las críticas fundamentales del conjunto de autores tras la nueva sociología de la educación coincidiendo en remarcar el carácter asumido por la escuela como reproductora del orden social dominante.

La epistemología, según Hurtado (2010) constituye una ciencia del conocimiento se ocupa de la fundamentación de los modelos teóricos, disciplinas, postulados, principios y aplicaciones. en este sentido el citado autor explica como complemento se le agrega que debe ser un saber firme, sólido, seguro, confiable, sobre la roca, poseyendo dos vías: el modelo especular y el modelo dialectico rechazando el primero y afianzándose en el segundo.

Desde esta perspectiva se ubica dentro del tipo analítica, la cual Hurtado (2010) la define como aquella que busca razonar los escenarios en términos de las relaciones de sus componentes. Pretende revelar los elementos que forman cada totalidad y las interconexiones que da cuenta de su integración. Asimismo, la investigación de tipo analítica tiene como finalidad razonar un suceso y entenderlo en términos de sus semblantes menos evidentes, circunscribiendo tanto el análisis como la síntesis.

En ese sentido, los aspectos metodológicos de este estudio son tomados desde la comprensión holística, con soporte en la metodología ofrecidas por diferentes autores, soportándose en la sistematización de los diseños señalados en la referente propuesta, donde el diseño responde a la categoría del fin que se intenta lograr y al nivel de conocimiento a crear con la investigación.

Ahora bien, en cuanto al diseño la misma se fundamentó en una investigación bibliográfica, la cual es definida por Palella y Martins (2012 p.87), en la "revisión sistemática, rigurosa y profunda del material documental de cualquier clase. Se procura el análisis de los fenómenos o el establecimiento de la relación entre dos o más variables. Cuando opta por este tipo de estudio, el investigador utiliza documentos, los recolecta, selecciona, analiza y presenta resultados coherentes. En el mismo sentido, Arias (2012) lo establece como un proceso fundamentado en la indagación, rescate, examen, crítica e interpretación de antecedentes secundarios, es decir, los conseguidos y asentados por otros estudiosos en fuentes documentales; impresas, audiovisuales o electrónicas.

En cuanto, a la recolección de la información se utilizó el fichaje, Según Lucarelli y Correa (2009) "Consiste en recoger por separado esos fragmentos significativos de información, a fin de manejarla independientemente de su texto de origen. Esta técnica puede dar lugar a nuevas organizaciones del tema que se está estudiando, a través de las relaciones que se establezcan con otros fragmentos fichados. Se puede confrontar información y puntos de vista, diferenciar datos, complementar otros." En el mismo sentido, como lo sugiere Nava (2008), el fichaje ha cambiado a través de los años motivados por los progresos tecnológicos. Los materiales de la técnica están compuestos por las fichas u hojas sueltas y debido a las innovaciones tecnológicas, a través del método de computación, el cual fue el utilizado en el presente estudio.

Ahora bien, sobre la observación establece Tamayo y Tamayo (2012) que es la técnica más habitual en una investigación ya que la observación indica y causa los problemas y conlleva a la necesidad de la sistematización de información. Igualmente hace mención a la observación indirecta, precisando esta como la observación realizada por el investigador de los datos recogidos por otros, ya sea de demostraciones orales o escritas.

Esta última, podría concebirse como observación documental que es definida por Arias (2012 p. 27) como el un "proceso basado en la búsqueda, recuperación, análisis, crítica e interpretación de datos secundarios, es decir, los obtenidos y registrados por otros investigadores en fuentes documentales: impresas, audiovisuales o electrónicas. como en toda investigación, el propósito de este diseño es el aporte de nuevos conocimientos". De esta forma, la investigación se dispone de un tipo analítica con un diseño bibliográfico, por consiguiente, las técnicas de recolección utilizadas son la del fichaje y observación documental antes descritas.

REFLEXIONES de la investigación

Las TIC deben considerarse elementos mediadores y didácticos que favorecen la comunicación, la enseñanza y los aprendizajes y no únicamente desde el aspecto técnico o tecnológico. Seleccionar el mejor recurso, la mejor estrategia de enseñanza y los materiales didácticos, es tarea del docente, de su iniciativa y de sus competencias para lograr su incorporación y apropiación. Es importante tener en cuenta todo el contexto, tanto curricular como sociocultural, que se implican en dicha selección.

Como estos aspectos dependen del docente, se deberá empezar a cambiar actitudes, desde la forma de enseñar (metodología y estrategias) y la forma en que aprenden los estudiantes. Las TIC deben considerarse un aliado, un "amigo" del proceso formativo. Los diferentes criterios de selección, tanto de recursos y materiales didácticos como de estrategias de enseñanza, le deben permitir a la Institución formular un Proyecto de Tecnología Educativa a través de planes y programas relacionados con la integración de las TIC en los currículos.

Así, todas las áreas comprenderán la necesidad de tenerlas en cuenta, ya que por desconocimiento de sus beneficios y ventajas de utilizarlas en el aula, se está perdiendo la posibilidad de acercar a los estudiantes al mundo globalizado y a la Sociedad de la Información y del Conocimiento. Sería pertinente, ayudar a identificar de entre todos los recursos disponibles y, tomando como referencia la teoría, hacer una clasificación de Recursos de Información, Recursos de Colaboración y Recursos de Aprendizaje, para apoyar más la tarea del docente y disminuir la confusión generada al relacionar técnicas con estrategias y con recursos o herramientas, para que así se lleven a cabo acciones que redunden en beneficio de todos los implicados en el proceso formativo.

En el mismo orden de ideas, para enseñar no es suficiente con transmitir información; El inmediato uso de las TIC como medio didáctico en los procesos de enseñanza aprendizaje se ha traducido en una falta de estudio y reflexión sobre cómo deberían incorporarse y los cambios que ello comporta en los elementos restantes que configuran el acto didáctico. Esta falta de análisis ha significado que la mayoría de las experiencias on-line que podemos encontrar en la Red responden al uso de modelos de formación que utilizan las posibilidades de estos medios para aglutinar y presentar una gran cantidad de información, creyendo que el esfuerzo cognitivo del alumno y su capacidad de autorregulación son las vías para provocar el aprendizaje.

Con el uso de los materiales multimedia las instituciones educativas que incorporan las TIC como recurso educativo deben dirigir sus esfuerzos a la creación de material didáctico y entornos educativos significativos que faciliten la consecución de un tipo de aprendizaje comprensivo; también, a fomentar la interactividad y la interconexión, donde el acceso no lineal del alumno a la información y la bidireccionalidad en la comunicación sean los ejes que promueven y motivan el aprendizaje

Bibliografía - Bibliography

Albero, M. (2012): «Adolescentes e Internet. Mitos y realidades de la sociedad de la información» [en línea], en Zer Revista de estudios de comunicación, consulta realizada el 19/05/19

Area, M. (coord) (2009): Educar en la sociedad de la información. Bilbao. Desclée.

Arias (2012). El proyecto de investigación. Editorial Episteme. 5a ed. Caracas-Venezuela.

Cabero, J; Bartolomé, A; Cebrián, M; Duarte, A; Martínez, F y Salinas, J (2009). Tecnología Educativa: diversas formas de definirla. En Julio Cabero. Tecnología Educativa, Definición y clasificación de los medios y materiales de enseñanza, Criterios generales para la utilización e integración curricular de los medios. Madrid: Síntesis Educación.

Cacheiro, M (2011) Recursos educativos TIC de información, colaboración y aprendizaje. Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, Madrid: Departamento de Didáctica, Organización Escolar y Didácticas Especiales, Facultad de Educación, Universidad Nacional de Educación a Distancia, pp. 69-81.

Cárdenas, (2016) ¿Cómo aprendo? Material utilizado en el postgrado “Enseñar a aprender” de la Maestría en Ciencias de la Educación. CEDE. UMCC.

Castillo S. (2011), Enfoca las tecnologías de información y comunicación en la formación del docente en la enseñanza de las Matemática. Universidad del Zulia. Venezuela.

Castillo, A. (2008). Herramientas informáticas para la aplicación de técnicas de desarrollo de pensamiento creativo. Educere, Barquisimeto Edo. Lara: Instituto Pedagógico de Barquisimeto, Universidad Pedagógica Experimental Libertador, pp. 741-749.

Cope, M. (2011). El conocimiento personal. Un valor seguro. Editorial Person Educacion. Madrid, España.

Fandos, M; Jiménez, J y González, A (2012) Estrategias didácticas en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación. Departamento de Pedagogía. Acción Pedagógica, Vol. 11, No. 1.

Hurtado (2010). Metodología de la Investigación Holística. Editorial SYPAL.

Lucarelli, E. y Correa, E. (2009) Cómo hacemos para enseñar a aprender. Buenos Aires. Santillana

Martínez, M., (2009). Criterios para la superación del debate metodológico “cuantitativo/cualitativo”, en Revista Interamericana de Psicología, (2001). Uso del programa computacional Atlasti en la estructuración de “datos” cualitativos.

Nava (2008). La investigación jurídica. Elaboración y presentación formal del proyecto. 3 ͣ edición. Maracaibo

Naval, C., Sábada, Ch., Bringué., X.(2013): Impacto de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las relaciones Sociales de los Jóvenes Navarros, Navarra, Gobierno de Navarra.

Navarro, L (2011) Meta-análisis sobre educación vía TIC en México y América Latina REDIE. Revista Electrónica de Investigación Educativa, vol. 19, núm. 1, pp. 10-19. Ensenada, México

Palella, S. y Martins, F (2012). Metodología de la Investigación Cuantitativa. Caracas: Fondo Editorial de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador.

Tamayo y Tamayo (2012). El Proceso de la Investigación Científica. 5º edición. Venezuela: Limusa.

UNESCO (2008). Declaración de la UNESCO relativa a la educación sobre los medios de comunicación. Revista Comunicacionar, Nº 3, pp. 6.

Publicación: Técnica Administrativa - ISSN: 1666-1680

Volumen: 19, Number: 4; [ISSUE:84]

Fecha de publicación: 15-10-2020

URL: www.cyta.com.ar/ta/article.php?id=190401

URI: http://www.cyta.com.ar:80/ta/article.php?id=190401

XML: Registro en XML

Presentado: 30-04-2019

Aprobado: 30-06-2019

Citas de este Artículo en: Google Scholar

Ver Ficha del artículo: [Artículo]

Ver Ficha de Autores:
[ Suarez Rodríguez, Maryory del Carmen ]

Traducir el artículo: [Translate]


Revista: Técnica Administrativa - ISSN 1666-1680

Editorial: Ciencia y Técnica Administrativa - CyTA

email: cyta@cyta.com.ar

Ciudad: Buenos Aires, Argentina

Contacto: Marcelo Claudio Perissé - cyta@cyta.com.ar